lunes, 21 de octubre de 2019

LA CUEVA DE GILBERTO Y SUS 400 HAMPONES


LA CUEVA DE GILBERTO Y SUS 400 HAMPONES

Nombres como los de Jaime Huerta Ramos, Juan Carlos Galán Ruiz, Odette Alejandra Flores Ventura y Fidel Sánchez Rueda, quizá no le digan nada a Usted, querido lector, sin embargo, representan las excrecencias del morenovallismo que, por una razón desconocida, siguen en la nómina gubernamental en esta Cuarta Transformación versión poblana.

¿A dónde?

Muy sencillo.

En la cueva de Gilberto Higuera Bernal, o sea, en la Fiscalía General del Estado.

¿Pero quiénes son ellos?

¿Cuáles son sus méritos para estar en esa selecta lista?

¿Tienen acaso un IQ superior o por lo menos bonita letra?

No, lo único que tienen son las uñas muy largas y una peculiar alergia por el dinero ya que en cuanto ven un fajo de billetes se les hinchan las bolsas.

Pero, como dijera Jack el destripador, vayamos por partes.

Jaime Huerta Ramos era un simple Agente del Ministerio Público que trabajaba –mediocremente, por cierto- en la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado.

Dueño de tan sólo un riñón, con fama de tacaño y de depredador sexual, dicho Agente del Ministerio Público fue escalando hasta conocer a Tony Gali, quien le dio la oportunidad de dejar la pobreza y poder comer todos los días con mantequilla.

Es conocido en el medio como “el cepillo” o “el poncha globos” por su peculiar corte de cabello estilo militar.

Hoy, como brillante Fiscal  Regional de Investigación,  desayuna y come a diario en los exclusivos restaurantes del Mirador, Anzures, Dorada o Huexotitla, que son los que les quedan más cercanos a su oficina en la Fiscalía General del Estado.

Sin embargo, múltiples voces lo vinculan con grupos del crimen organizado sobre todo en la zona sur del Estado y en especial en la región mixteca, en donde afirman algunos, que dicho sujeto protege a “Los Rojos” de forma tal que el actual líder de  esa organización criminal apodado como “El Pelle” se pasea impunemente por las calles acatecas sin temor alguno de ser detenido ya que le “paga renta” al Fiscal Huerta Ramos.

Lo curioso del caso es que Jaime Huerta Ramos recientemente adquirió de contado  una lujosa mansión por un precio de cinco millones de pesos, misma que se halla ubicada en un exclusivo fraccionamiento ubicado muy cerca de la caseta de la Vía Atlixcáyotl.

¿Casualidad?

O como ya estoy chocheando ya veo moros con tranchetes.

De Juan Carlos Galán Ruiz, actual Director de la Agencia Estatal de Investigación puedo decir que es otro fuereño traído por Carrancá en los tiempos en que Moreno Valle gobernaba con mano de hierro el Estado.

Dicho sujeto se caracteriza por su ambición desmedida ya que las Comandancias las vende desde cien mil pesos  para arriba dependiendo del lugar de Adscripción.

Luego, las órdenes de aprehensión las ejecuta o no dependiendo del estímulo monetario que haya de una o de otra parte.

Ello, siguiendo el viejo apotegma jurídico (versión Godínez)  que reza: Dura Lex, Pecunia Flex

Que se puede traducir como: la ley es dura pero con un billete todo se soluciona.

Y en este caso el “maestro” Galán Ruiz es experto en que se le adhieran los billetes ajenos y, tan es así, dicen sus malquerientes que desde que llegó a Puebla adquirió cinco inmuebles por el rumbo de Angelópolis.

Seguramente rompió su cochinito donde guardaba los domingos que le daba desde niño su abuelita Cleta.

No sean mal pensados

Y mientras, la investigación de los delitos en Puebla permanece olvidada.

Veamos algunos datos duros:

a).- En Puebla existen –en promedio- cerca de cinco mil órdenes de aprehensión dimanadas del viejo sistema penal inquisitorial pendientes de ejecutar. La mayoría de ellas por delitos graves como secuestros, homicidios calificados, violaciones, etcétera. Mismos que hasta la presente data permanecen impunes.

b).- En el nuevo sistema penal adversarial siete de cada diez investigaciones se hallan paradas o guardadas en algún cajón. Esto implica un setenta por cierto de ineficacia de la Agencia Estatal de Investigación en la pesquisa de los delitos.

c).- Galán Ruíz no es capaz de encontrar ni al responsable del hurto de mis lentes bifocales y como claro ejemplo de ello están los lamentables casos del feminicidio de la joven Judith Abigail Jiménez Pulido, reportada como desaparecida el 9 de agosto en Puebla y cuyo cadáver putrefacto fue encontrado el 16 del mismo mes y año en un predio cercano a la Carretera que conduce a Santa Cruz Alpuyeca, el cual permanece impune gracias a su incompetencia así como tampoco ha podido –o querido-  encontrar a los responsables del  multimillonario robo  perpetrado a las taquillas de la Feria de Puebla acaecido en la noche del cinco de mayo de esta anualidad durante  el malogrado Gobierno interino de Pacheco Pulido.

d).- Galán Ruíz es cómplice de la fabricación de delitos a los disidentes de la dictadura morenovallista y por tanto corresponsable de las decenas de presos políticos en Puebla.

Respecto de Odette Alejandra Flores Ventura debo decir que ya se le dedicó toda una columna  a ella solita y recapitularé lo dicho resumiendo que es una fuereña, ex pareja sexual de algún ex Fiscal Metropolitano, corrupta, prepotente, grosera, pero consentida –inexplicablemente- del Doctor Higuera.

Aunque alguno de sus escoltas me confió que dicha dama practica la brujería y tan sólo deseo que cuando ponga alfileres en mi muñeco vudú tenga buen tino y me cure de una vez por todas la artritis que me está atormentando desde hace años.

Finalmente, Fidel Sánchez Rueda es el sinónimo de la mediocridad ya que desde la década de los noventas no ha pasado de perico perro primero en la extinta Procuraduría General de Justicia de la Entidad y actualmente en la Fiscalía General del Estado.

Era de todos conocido que cuando dicho funcionario ministerial se hallaba adscrito a la otrora Dirección de Averiguaciones Previas de la extinta Procuraduría General de Justicia de Puebla, él no podía firmar las indagatorias en las que él intervenía al no haber aprobado los exámenes de control y confianza a los que, por ley, debía someterse.

Luego, como responsable del área de homicidios de la actual  Fiscalía General de Justicia de la Entidad le tocó conocer la carpeta de investigación incoada de oficio con motivo del tan celebrado deceso de Moreno Valle y de Martha Erika Alonso.

¿Qué sabrá Fidel Sánchez Rueda que los demás simples mortales desconocemos de forma tal que el mismo fue removido de ese cargo para ser protegido al haberlo designado  como Titular de la Unidad Especializada en la Investigación de Delitos Culposos de la propia Fiscalía Estatal?

¿O bien, ese cambio se debió a un castigo ya que abrió la boca de más?

Eso nunca lo sabremos pero lo que sí conocemos es el hecho de que en su nuevo cargo Fidel Sánchez Rueda sigue haciendo de las suyas vendiendo la justicia al mejor postor.

Y para muestra un botón: hace un año un estúpido y prepotente junior conduciendo a alta velocidad un vehículo de súper lujo se impactó contra otros coches en una rúa citadina y desde ese momento los agraviados de ese percance vial han vivido un verdadero calvario ante la ineficiencia y corrupción reinante en el Ministerio Público.

Ya que resulta que ese junior es hijo del dueño de una clinicucha capitalina ya famosa tanto por dedicarse a espantar cigüeñas así como  por los casos de los fallecimientos de pacientes que tuvieron el infortunio de ingresar a la misma por padecimientos menores y el papá de ese adolescente para defender a su vástago  contrató a un abogado de apellido Ricaño quien es chupicuate de Fidel Sánchez Rueda y por unos cuantos billetes nuestro personaje ordenó devolver el vehículo responsable a la mamá del adolescente de marras sin darle vista a la parte agraviada (como lo exige el Código Nacional de Procedimientos Penales) y sin percatarse de que  la factura de esa unidad motriz ni siquiera estaba a su nombre.

Irregularidades que provocaron que los agraviados pidieran que se le diera vista a la Fiscalía Anticorrupción para el inicio de la carpeta de investigación correspondiente ante la presencia de  hechos con apariencia de delitos.

O sea, que tanto el carguito así como la propia libertad personal de Fidel Sánchez Rueda a la fecha se encuentran en vilo.

Aun así tanto el leguleyo Ricaño así como el propio Fidel Sánchez Rueda han vociferado a voz en cuello que de su cuenta corre que a los agraviados no se les pagará ni un solo peso.

Afortunadamente el asunto hoy por hoy se encuentra en manos del Juez Especializado en Justicia para Adolescentes, Domingo Alberto Bagatella Bermúdez, quien es uno de los mejores togados de la Judicatura Poblana y quien  tiene fama de ser de línea dura y el que, a la postre, decidirá sobre la suerte de Fidel Sánchez Rueda

Y a todo esto debo preguntar:

¿Acaso el Doctor Gilberto Higuera Bernal no sabe lo que pasa  en la Fiscalía General de Justicia provisionalmente a su cargo?

¡Por supuesto que sí!

Pero en este medio las complicidades son más fuertes que las amistades

Así que tan sólo podemos concluir que ante tanto hampón que tiene en su cueva, Higuera Bernal como un moderno Ali Baba es el único que puede pronunciar la palabra mágica “Abracadabra” para que todos sus lacayos dispongan de los tesoros existentes en la misma.

Al buen entendedor pocas palabras.

Nos leemos la próxima semana y me despido no sin antes mencionar que mucha risa me provocó el hecho de que mi principal crítico  (quien es titular de un programa radiofónico que se transmite por internet) ahora ya se convir tió en mi admirador al afirmar que ¡qué bueno que existan columnistas valientes que desnuden las irregularidades existentes en la fallida administración municipal de Claudia Rivera!

El miedo no anda en burro me cae.

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. I need more sex, ok? Before I die I wanna taste everyone in the world. Hey, i am looking for an online sexual partner ;) Click on my boobs if you are interested (. )( .)

    ResponderEliminar

lunes, 21 de octubre de 2019

LA CUEVA DE GILBERTO Y SUS 400 HAMPONES


LA CUEVA DE GILBERTO Y SUS 400 HAMPONES

Nombres como los de Jaime Huerta Ramos, Juan Carlos Galán Ruiz, Odette Alejandra Flores Ventura y Fidel Sánchez Rueda, quizá no le digan nada a Usted, querido lector, sin embargo, representan las excrecencias del morenovallismo que, por una razón desconocida, siguen en la nómina gubernamental en esta Cuarta Transformación versión poblana.

¿A dónde?

Muy sencillo.

En la cueva de Gilberto Higuera Bernal, o sea, en la Fiscalía General del Estado.

¿Pero quiénes son ellos?

¿Cuáles son sus méritos para estar en esa selecta lista?

¿Tienen acaso un IQ superior o por lo menos bonita letra?

No, lo único que tienen son las uñas muy largas y una peculiar alergia por el dinero ya que en cuanto ven un fajo de billetes se les hinchan las bolsas.

Pero, como dijera Jack el destripador, vayamos por partes.

Jaime Huerta Ramos era un simple Agente del Ministerio Público que trabajaba –mediocremente, por cierto- en la extinta Procuraduría General de Justicia del Estado.

Dueño de tan sólo un riñón, con fama de tacaño y de depredador sexual, dicho Agente del Ministerio Público fue escalando hasta conocer a Tony Gali, quien le dio la oportunidad de dejar la pobreza y poder comer todos los días con mantequilla.

Es conocido en el medio como “el cepillo” o “el poncha globos” por su peculiar corte de cabello estilo militar.

Hoy, como brillante Fiscal  Regional de Investigación,  desayuna y come a diario en los exclusivos restaurantes del Mirador, Anzures, Dorada o Huexotitla, que son los que les quedan más cercanos a su oficina en la Fiscalía General del Estado.

Sin embargo, múltiples voces lo vinculan con grupos del crimen organizado sobre todo en la zona sur del Estado y en especial en la región mixteca, en donde afirman algunos, que dicho sujeto protege a “Los Rojos” de forma tal que el actual líder de  esa organización criminal apodado como “El Pelle” se pasea impunemente por las calles acatecas sin temor alguno de ser detenido ya que le “paga renta” al Fiscal Huerta Ramos.

Lo curioso del caso es que Jaime Huerta Ramos recientemente adquirió de contado  una lujosa mansión por un precio de cinco millones de pesos, misma que se halla ubicada en un exclusivo fraccionamiento ubicado muy cerca de la caseta de la Vía Atlixcáyotl.

¿Casualidad?

O como ya estoy chocheando ya veo moros con tranchetes.

De Juan Carlos Galán Ruiz, actual Director de la Agencia Estatal de Investigación puedo decir que es otro fuereño traído por Carrancá en los tiempos en que Moreno Valle gobernaba con mano de hierro el Estado.

Dicho sujeto se caracteriza por su ambición desmedida ya que las Comandancias las vende desde cien mil pesos  para arriba dependiendo del lugar de Adscripción.

Luego, las órdenes de aprehensión las ejecuta o no dependiendo del estímulo monetario que haya de una o de otra parte.

Ello, siguiendo el viejo apotegma jurídico (versión Godínez)  que reza: Dura Lex, Pecunia Flex

Que se puede traducir como: la ley es dura pero con un billete todo se soluciona.

Y en este caso el “maestro” Galán Ruiz es experto en que se le adhieran los billetes ajenos y, tan es así, dicen sus malquerientes que desde que llegó a Puebla adquirió cinco inmuebles por el rumbo de Angelópolis.

Seguramente rompió su cochinito donde guardaba los domingos que le daba desde niño su abuelita Cleta.

No sean mal pensados

Y mientras, la investigación de los delitos en Puebla permanece olvidada.

Veamos algunos datos duros:

a).- En Puebla existen –en promedio- cerca de cinco mil órdenes de aprehensión dimanadas del viejo sistema penal inquisitorial pendientes de ejecutar. La mayoría de ellas por delitos graves como secuestros, homicidios calificados, violaciones, etcétera. Mismos que hasta la presente data permanecen impunes.

b).- En el nuevo sistema penal adversarial siete de cada diez investigaciones se hallan paradas o guardadas en algún cajón. Esto implica un setenta por cierto de ineficacia de la Agencia Estatal de Investigación en la pesquisa de los delitos.

c).- Galán Ruíz no es capaz de encontrar ni al responsable del hurto de mis lentes bifocales y como claro ejemplo de ello están los lamentables casos del feminicidio de la joven Judith Abigail Jiménez Pulido, reportada como desaparecida el 9 de agosto en Puebla y cuyo cadáver putrefacto fue encontrado el 16 del mismo mes y año en un predio cercano a la Carretera que conduce a Santa Cruz Alpuyeca, el cual permanece impune gracias a su incompetencia así como tampoco ha podido –o querido-  encontrar a los responsables del  multimillonario robo  perpetrado a las taquillas de la Feria de Puebla acaecido en la noche del cinco de mayo de esta anualidad durante  el malogrado Gobierno interino de Pacheco Pulido.

d).- Galán Ruíz es cómplice de la fabricación de delitos a los disidentes de la dictadura morenovallista y por tanto corresponsable de las decenas de presos políticos en Puebla.

Respecto de Odette Alejandra Flores Ventura debo decir que ya se le dedicó toda una columna  a ella solita y recapitularé lo dicho resumiendo que es una fuereña, ex pareja sexual de algún ex Fiscal Metropolitano, corrupta, prepotente, grosera, pero consentida –inexplicablemente- del Doctor Higuera.

Aunque alguno de sus escoltas me confió que dicha dama practica la brujería y tan sólo deseo que cuando ponga alfileres en mi muñeco vudú tenga buen tino y me cure de una vez por todas la artritis que me está atormentando desde hace años.

Finalmente, Fidel Sánchez Rueda es el sinónimo de la mediocridad ya que desde la década de los noventas no ha pasado de perico perro primero en la extinta Procuraduría General de Justicia de la Entidad y actualmente en la Fiscalía General del Estado.

Era de todos conocido que cuando dicho funcionario ministerial se hallaba adscrito a la otrora Dirección de Averiguaciones Previas de la extinta Procuraduría General de Justicia de Puebla, él no podía firmar las indagatorias en las que él intervenía al no haber aprobado los exámenes de control y confianza a los que, por ley, debía someterse.

Luego, como responsable del área de homicidios de la actual  Fiscalía General de Justicia de la Entidad le tocó conocer la carpeta de investigación incoada de oficio con motivo del tan celebrado deceso de Moreno Valle y de Martha Erika Alonso.

¿Qué sabrá Fidel Sánchez Rueda que los demás simples mortales desconocemos de forma tal que el mismo fue removido de ese cargo para ser protegido al haberlo designado  como Titular de la Unidad Especializada en la Investigación de Delitos Culposos de la propia Fiscalía Estatal?

¿O bien, ese cambio se debió a un castigo ya que abrió la boca de más?

Eso nunca lo sabremos pero lo que sí conocemos es el hecho de que en su nuevo cargo Fidel Sánchez Rueda sigue haciendo de las suyas vendiendo la justicia al mejor postor.

Y para muestra un botón: hace un año un estúpido y prepotente junior conduciendo a alta velocidad un vehículo de súper lujo se impactó contra otros coches en una rúa citadina y desde ese momento los agraviados de ese percance vial han vivido un verdadero calvario ante la ineficiencia y corrupción reinante en el Ministerio Público.

Ya que resulta que ese junior es hijo del dueño de una clinicucha capitalina ya famosa tanto por dedicarse a espantar cigüeñas así como  por los casos de los fallecimientos de pacientes que tuvieron el infortunio de ingresar a la misma por padecimientos menores y el papá de ese adolescente para defender a su vástago  contrató a un abogado de apellido Ricaño quien es chupicuate de Fidel Sánchez Rueda y por unos cuantos billetes nuestro personaje ordenó devolver el vehículo responsable a la mamá del adolescente de marras sin darle vista a la parte agraviada (como lo exige el Código Nacional de Procedimientos Penales) y sin percatarse de que  la factura de esa unidad motriz ni siquiera estaba a su nombre.

Irregularidades que provocaron que los agraviados pidieran que se le diera vista a la Fiscalía Anticorrupción para el inicio de la carpeta de investigación correspondiente ante la presencia de  hechos con apariencia de delitos.

O sea, que tanto el carguito así como la propia libertad personal de Fidel Sánchez Rueda a la fecha se encuentran en vilo.

Aun así tanto el leguleyo Ricaño así como el propio Fidel Sánchez Rueda han vociferado a voz en cuello que de su cuenta corre que a los agraviados no se les pagará ni un solo peso.

Afortunadamente el asunto hoy por hoy se encuentra en manos del Juez Especializado en Justicia para Adolescentes, Domingo Alberto Bagatella Bermúdez, quien es uno de los mejores togados de la Judicatura Poblana y quien  tiene fama de ser de línea dura y el que, a la postre, decidirá sobre la suerte de Fidel Sánchez Rueda

Y a todo esto debo preguntar:

¿Acaso el Doctor Gilberto Higuera Bernal no sabe lo que pasa  en la Fiscalía General de Justicia provisionalmente a su cargo?

¡Por supuesto que sí!

Pero en este medio las complicidades son más fuertes que las amistades

Así que tan sólo podemos concluir que ante tanto hampón que tiene en su cueva, Higuera Bernal como un moderno Ali Baba es el único que puede pronunciar la palabra mágica “Abracadabra” para que todos sus lacayos dispongan de los tesoros existentes en la misma.

Al buen entendedor pocas palabras.

Nos leemos la próxima semana y me despido no sin antes mencionar que mucha risa me provocó el hecho de que mi principal crítico  (quien es titular de un programa radiofónico que se transmite por internet) ahora ya se convir tió en mi admirador al afirmar que ¡qué bueno que existan columnistas valientes que desnuden las irregularidades existentes en la fallida administración municipal de Claudia Rivera!

El miedo no anda en burro me cae.

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. I need more sex, ok? Before I die I wanna taste everyone in the world. Hey, i am looking for an online sexual partner ;) Click on my boobs if you are interested (. )( .)

    ResponderEliminar